Las arenas blancas, el agua azul y el sol, atenuado por la brisa del mar forman el paisaje perfecto para la celebración de una boda ¿Cuántas veces has soñado con celebrar tu boda en una playa, junto al mar? Pues a partir de ahora, es posible.

El pasado agosto, las Islas Canarias abrían la puerta a este tipo de celebraciones privadas. España es uno de los países que hasta el momento, tenía una Ley de Costas que prohibía la celebración de eventos privados que no tuvieran carácter cultural en las playas. Hasta este mes de agosto las parejas solo podían contraer matrimonio en playas como la de Castelledefels en Barcelona. Y siempre y cuando se hiciera en temporada baja.

Pero a partir de ahora, puedes celebrar tu boda en cualquier playa de las Islas Canarias sin recibir una multa por ello. Para ello, es necesario que realices una serie de trámites y pagues la tasa correspondiente. La tasa varía dependiendo de la playa y la localidad o ayuntamiento al que pertenezca

sunset-1435216-1279x852

¿Cuáles son los pasos a seguir para obtener el permiso?

En primer lugar, debes solicitar un permiso a la Demarcación Provincial de Costas, indicando el número de invitados al evento, la duración de la ceremonia y los metros cuadrados de playa y los elementos decorativos requeridos. La razón es que la playa, al ser un espacio público, no puede cerrarse al público, con lo que debe haber un equilibrio entre la boda y el resto de personas que acuden a disfrutar de la playa.

El otro factor a tener en cuenta es el calor del día en las horas de verano, que dificulta que la celebración se haga durante las horas centrales del día. Por eso las celebraciones de tales acontecimientos se dejan para las últimas horas del día, lo que evita dichas temperaturas y la gran afluencia de bañistas curiosos.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

El siguiente paso es la tramitación para la celebración del matrimonio civil. Dependiendo de la nacionalidad de los prometidos, se requerirá una serie de documentos u otro. Así, los que más se ahorra este tipo de trámites son los novios de nacionalidad española o con la residencia legal en España. Lo único que deben hacer es solicitar el traslado de expediente desde su municipio de residencia hasta la localidad donde se va a realizar el evento.

En cambio, si solo uno, o los dos, son ciudadanos de fuera de España, la burocracia se complica. No solo hay que realizar trámites en el Registro Civil sino también en el consulado de su país que este en España. Toda la información la puedes encontrar en la plataforma siquieroislascanarias.com